El candidato a la alcaldía de Bogotá Hollman Morris, asegura que Enrique Peñalosa como medida desesperada intimida a jueces por que se le puede caer el metro por la carrera séptima.

Incluso la Contraloría de Bogotá, ha señalado que se adelantaron publicaciones de prepliegos de la licitación del proyecto sin que se hubieran finalizado los contratos de los estudios y sin que hubieran autorizado la utilización de los diseños, cuestión que tendría implicaciones de investigaciones disciplinarias e incluso penal para los funcionarios que le siguen la cuerda al cuestionado alcalde y para él mismo.

Por falta de estudios técnicos una decisión judicial, tiene al borde del abismo la intención del alcalde Peñalosa de prolongar por la carrera séptima, un polémico modelo de transporte que los bogotanos cuestionan, rechazan e incluso detestan.

Para el concejal, Hollman Morris, el accionar del alcalde mayor de Bogotá Enrique Peñalosa, que cuenta con la imagen más desfavorable del país, es una actuación reprochable por cuanto ahora estaría intimidando a los jueces que suspendieron esta obra.

“El alcalde Enrique Peñalosa se dedica a intimidar jueces y a la oposición por hacer nuestro trabajo, mientras celebra contratos sin estudios que conducen a la corrupción… Le digo al alcalde Peñalosa es inaudita e intolerable su campaña sistemática de desprestigio a los jueces de la república y a la oposición a su modelo de ciudad”.

Le recuerda que de continuar con su intención de esta obra que al parecer no cuenta con una adecuada planeación y con improvisaciones permanentes, podría incurrir en delitos “se abrieron investigaciones disciplinarias y prácticamente la licitación tiene que revocarse so pena de seguir incurriendo en faltas disciplinarias, especialmente falta grave al principio de planeación”.

Para el candidato Hollman Morris es importante que en lo poco que le queda como mandatario a Peñalosa, no siga engañando más a los bogotanos “su arremetida contra los jueces obedece a intimidar a los funcionarios públicos que se atrevan a obrar ajustados al debido proceso , porque usted sabe perfectamente que el metro elevado se va a caer por las mismas razones, falta de planeación, abrir la licitación sin estudios, de allí la arremetida contra los jueces que en un estado social de derecho es inaceptable, en pocas palabras el alcalde invita a violar la ley y queda al descubierto la profunda corrupción que hay en la falta de planeación”.

Finalmente Morris, le hace un llamado al presidente Ivan Duque, para que no sea participe de un acto de corrupción asociado con el conocido caso Odebrecht, en el que el mismo mandatario nacional ha sido nombrado “al presidente Duque le respondo como candidato a la alcaldía que en lugar de pedir cerrar los ojos frente al proyecto metro elevado haga un llamado responsable a la Fiscalía, a la oficina anticorrupción de la presidencia y a los organismos de control para que le pongan la lupa y examinen las denuncias sobre las faltas a la ley qué hay en este proyecto, están en juego como nunca antes en la historia del país 30 billones de pesos”.

Sin embargo, y a pesar de los posibles actos de corrupción la administración Peñalosa anunció que no se suspenderán los procesos de compra de predios que ya han avanzado.

Leave a Reply