Por:

Mi querido amigo Raúl, leí con atención la primera carta que me escribiste y me parece una completa tribulación dirigida en contra de todxs los que hemos creído en la cusa de la revolución a través de los partidos políticos y las instituciones. Esas palabras tuyas hieren la confianza que hemos depositado en ti los godos del país, tanto de derecha como de izquierda. Raúl pido que no seas duro de corazón y de verbo, no toques el sagrado derecho que tenemos a conservar el stato quo. En el fondo sabes que tememos mucho al Pueblo, que siempre será el Comandante Supremo, tal como canta el Nicaragüense Luis Enrique Mejía en “Cuarenta años después”.  (Para entender el contexto leer  https://otravoz.co/epistola-de-raul-a-su-querido-amigo-fermin/).

Mi estimado Raúl, lamento que nos vieras actuar al desnudo en Bogotá la semana pasada. Nos despedazamos intentando cooptar la insatisfacción nacional, fue una total carnicería. Discúlpanos, no conocemos otra táctica diferente a la del Frente Nacional. Esta vez no lo digas en VOZ ALTA o cualquier Otra VOZ, porque si no ya no serás nuestro amigo.  Mientras tanto y hasta finales del mes de marzo sigue agitando la consigna: ¡VIVA EL PARO NACIONAL¡ Eso nos da tiempo para hacer las alianzas vía combos, partidos políticos y congreso.

De otro lado Raúl, no me parece justo que llames Orangutanes a los Cafrxs. Hermanito, esos nobles animales no merecen que los ofendas de esa forma. Tú sabes que los Orangutanes, al igual que nosotros, los Homo políticus, vivimos más allá del “aquí y ahora”, sólo que ellos (hablo de los Orangutanes) lo hacen con un profundo sentido ético.  No le quites el sabor a las palabras, a los Cafrxs se les llama Cafrxs. Eso sí, se diplomático, no les digas cafrx en la cara, sólo señala que son sus aptitudes y sus comportamientos. Que no lo tomen personal por que alguno te puede joder, como les pasa a los líderes sociales en este país lleno de mierda y fosas comunes.

Mi amado Hermanito, se cauto en no denunciar en tus tribulaciones o epístolas a la dama que hoy ocupa la silla del Palacio de Liévano. Tu y yo sabemos que es una dictadora más dura que la voz más afamada de la Colombia Humana. Aquella dama tiene una potencia reforzada: mujer y lesbiana. Ella se saltó toda la tridivisión del poder, todos los pesos y contra pesos, sentenció que ese acto, que puede ser calificado por un Juez de múltiples maneras, es legítima defensa. Te agradezco que me hayas enviado el artículo de prensa (https://www.ambitojuridico.com/noticias/especiales/penal/apuntes-sobre-la-legitima-defensa-en-colombia). Mil gracias, ahora entiendo más, soy más ignorante.

Nada más corto que el café de la mañana, que huele a cielo recién molido en su corto tiempo de olor. Te mando un saludo, amigo mío, a ti, a tus hijos. Te quiere y te protege desde siempre. Fermín.

P.D. Copiaré las dos epístolas a S.

 

Leave a Reply