Por:

Son varias las acciones del nuevo Alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, para hacer realidad su Programa de gobierno el cual concito el respaldo mayoritario de la ciudadanía de la capital del Valle del Cauca en las elecciones del pasado 27 de octubre.

Nueva vía al mar, con peaje incluido; universidad para la zona oriental de la ciudad, la más afectada por la pobreza y exclusión; paz urbana para erradicar la violencia; recuperación del Rio Pance; y Plan anticorrupción para el 2020.

La lucha contra la corrupción y el saqueo de los recursos públicos de la ciudad afectada por el clientelismo, la contratación oscura y el contratismo discrecional es tal vez una de las preocupaciones más importantes de la sociedad civil caleña.

Muchos sectores de opinión de la ciudad están atentos a los pasos y decisiones del gobierno de Ospina para eliminar este cáncer de la corrupción que afecta el gobierno local y destruye importantes recursos fiscales que deberían ser invertidos en el mejoramiento de las condiciones de vida de millones de personas.

Veedurías ciudadanas, Auditorias sociales y Comités de control social, organizados en los términos de la Ley 1757 del 2015 (Ver https://bit.ly/37Z04I3 ), constituyen una potente red de participación ciudadana la cual debe contar con todas las garantías de las autoridades empeñadas en dar trasparencia a cada una de sus ejecutorias en momentos en que se anuncian grandes obras civiles en materia de vías (casi 800 mil millones de pesos), movilidad, sobre alimentación escolar (cerca de 40 mil millones de pesos), educación contratada, recuperación de ríos, construcción de una ciudad inteligente (casi 200 mil millones de pesos), mejoramiento de la calidad de la educación, gestión de las EMC y programas de saneamiento básico.

La corrupción, el clientelismo el desfalco de los dineros públicos son el enemigo público de la ciudad que requiere de muy eficaces y eficientes instrumentos de trabajo y acción.

Bajo la coordinación de Claudia Patricia Marroquín Cano, Directora del Departamento Administrativo de Desarrollo e Innovación Institucional de Cali, el Alcalde Ospina a ha firmado el Plan Anticorrupción para el año 2020, que es su primera medida formal como nueva autoridad de la ciudad (Ver file:///C:/Users/EQUIPO4/Downloads/Plan%20Anticorrupci%C3%B3n%20y%20de%20Atenci%C3%B3n%20al%20Ciudadano%20(2).pdf ).

Se trata de una estrategia que al ser transformada en acciones puntuales debe dar resultados contundentes en favor de la transparencia en la gestión pública de Cali.

Esa estrategia tiene los siguientes componentes:

Gestión del Riesgo de Corrupción.

Racionalización de Trámites.

Rendición de Cuentas.

Mecanismos para mejorar la Atención al Ciudadano.

Mecanismos para la Transparencia y Acceso a la Información Pública.

Iniciativas adicionales.

El mapa de riesgos, la racionalización de trámites, la rendición de cuentas, la mejora en atención a los ciudadanos, los mecanismos para la transparencia y acceso a la información pública, son herramientas bien conocidas en la gestión estatal posterior a la aprobación de la Constitución de 1991 que se inscriben en un paradigma de estirpe neoliberal conocido como Nueva Gestión Publica del gusto de la OCDE y con pobres resultados en el combate a la corrupción.

Los líderes del municipio de Candelaria asesinados recientemente por las Anguilas Negras son un testimonio elocuente de la poca eficacia, por ejemplo, de las rendiciones de cuentas o de los mecanismos de transparencia en las administraciones municipales.

Acuerdo de paz y corrupción.

Lo que sí es una novedad en este Plan firmado por el Alcalde Ospina son las Iniciativas adicionales incorporadas en el texto de la estrategia, que se refieren a los Acuerdos de paz con la guerrilla en materia de ampliación de la democracia y la participación ciudadana para enfrentar la corrupción.

El Plan de Ospina determina que “el objetivo es orientar la gestión de la Entidad hacia un Gobierno Abierto, con el propósito de recuperar la confianza ciudadana, bajo los pilares de Transparencia, Participación e innovación en este modelo de Gobernanza, que incluye además acciones a implementar frente al cumplimiento del acuerdo de paz firmado por el Estado colombiano con las Farc con las siguientes estrategias:

Elaborar un informe de Seguimiento, control y resultado de las acciones implementadas por el organismo dirigido al cumplimiento del Acuerdo de paz en lo referente al punto 2 (Ver https://bit.ly/3bkWkD0 ) en cuanto a las garantías para la participación política de las organizaciones sociales.

Articular acciones de Prevención, protección, evaluación y seguimiento de la protección a los Derechos Humanos de líderes y lideresas sociales, en apoyo al Sistema Integral de Seguridad para el Ejercicio de la Política.

Generar escenarios sociales y comunitarios que faciliten los procesos de reconciliación en la ciudad a través de Acciones comunitarias que promuevan la reconciliación, el respeto, la igualdad y la no discriminación.

Fortalecer los diagnósticos comunitarios sobre las necesidades del territorio en temas de reparación simbólica y reintegración.

Promover oportunidades locales públicas y privadas para los antiguos actores del conflicto.

Implementar escenarios pedagógicos que promuevan la reconciliación, el respeto a la igualdad, la no estigmatización y la no discriminación.

Efectuar Prevención, protección, evaluación y seguimiento de la protección a los Derechos Humanos de líderes y lideresas sociales. Para los efectos del Plan de lucha contra la corrupción en Cali desde el 2020, es de la mayor trascendencia avanzar a nivel local en la configuración de un Estatuto marco de la participación democrática de la ciudadanía.

 

Leave a Reply